El tomate: ¿una fruta o una verdura?

Hay ciertos debates que dividen a la sociedad española. Uno de ellos es el polémico “¿tortilla con o sin cebolla?”. Después tenemos otro dilema que separa incluso capitales autónomas: “¿Salmorejo o gazpacho?”. Y, por último, uno de nuestros favoritos: ”¿El tomate es una fruta o una verdura?”. Hoy rendimos homenaje a este alimento que tanto nos gusta ver en ensaladas, zumos…  bien como acompañamiento o como protagonista.

¿Por qué dudamos ante la pregunta de si el tomate es una fruta?

El porqué de la duda se remonta al siglo XIX. En 1887 un barco desembarcó en Nueva York con un gran cargamento de tomates. Los vegetales importados debían pagar un 10% de impuestos, mientras que la fruta estaba exenta. Tras numerosas discusiones, la Corte Suprema dictaminó que el tomate era un vegetal y que debía pagar el impuesto correspondiente.

Las empresas de tomate argumentaron que ellos no debían cargar con ese 10%, ya que el tomate era una fruta al contener semillas (como pasaría con la calabaza y el pimiento). Las cortes, por su lado, defendieron que no se trataba de una fruta porque no se consumía como postre, sino como complemento de las comidas. Por lo tanto, era una hortaliza y debía pagar el impuesto.

En este caso, entonces, se plantean dos líneas claras de discusiones: Dependiendo de si se habla del origen alimentario o del botánico, existen defensores de ambas teorías, aunque irónicamente, ambos tenían razón.

Beneficios de incluir el tomate en nuestra rutina alimentaria

Independientemente de si eres de los defensores de “fruta” o “verdura”, lo cierto es que el tomate es un alimento rico y nutritivo que aporta numerosos beneficios al cuerpo.

Por un lado, aporta un buen número de antioxidantes ya que uno de sus elementos (el lipoceno) protege a las células de los radicales libres (evitando que éstos dañen a las moléculas y las membranas celulares). Por otro lado, también favorece la circulación y evita la acumulación de líquidos, dos factores importantes para reducir la tensión arterial.

Y, por último, el tomate es un alimento muy rico en múltiples nutrientes que nunca vienen mal en  nuestra dieta: calcio, potasio, fibra, magnesio y vitaminas (A, C y E).

Nuestras especialidades con el tomate

Ya conocemos sus beneficios pero ahora vamos a lo importante: su sabor. En Zielo nos encanta el tomate y por ello lo incluimos en muchos de nuestros platos. Uno de los favoritos de nuestros clientes es nuestro famoso salmorejo casero con jamoncito serrano, una de nuestras debilidades.

Además, como con el calor lo que más nos apetece son comidas ligeras y ricas, también nos gusta recomendar nuestra ensalada de espárragos con atún y tomate, ya que suele ser otro de nuestros platos más pedidos.

Aunque, si nos preguntas, tenemos que confesarte que también nos encanta en la tostada para el desayuno, acompañando a una rica lasaña o como base de pizza. Lo reconocemos, ¡no podemos elegir solo una forma de comerlo!

Ven a conocernos y descubre por ti mismo el delicioso sabor del tomate en nuestros platos.

 

2 opiniones en “El tomate: ¿una fruta o una verdura?”

  1. Pues de toda la vida,ha sido el tomate una verdura,pero si la gente se lo toma de postre, pues bueno,como se lo toman bebido o en coctel,esta rico y pa dentro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *