Propósitos foodie para 2018

Atrás dejamos 2017 y la Navidad, con sus excesos, las cenas copiosas, los polvorones y el turrón. ¿Has empezado el año con ganas de hacer las cosas de forma diferente? Entonces nuestros propósitos foodie, te encantarán. Echa un vistazo a los retos que te ponemos para 2018.

APRENDE UNA NUEVA TÉCNICA DE COCINA

Si, seguramente seas el master chef de tu casa, pero… ¿Qué tal si este 2018 te pones a prueba? Te retamos a que busques una técnica nueva que no domines (o que prácticamente nunca hayas puesto en práctica) y practiques hasta convertirte en todo un experto. Adobar, macerar, marinar, blanquear, escaldar, pochar, flambear, sofreír… ¡Hay tantas posibilidades! Eso sí, si te aventuras en este proyecto, queremos que nos cuentes qué tal los resultados.

DI ADIÓS A LOS PREPARADOS

¿Sabes que en 2017 se consumieron 14,26 Kg de comida precocinada por persona, lo que supone un 3,6% del gasto total en alimentación? Sí, sabemos que a veces el trabajo o el día a día nos quita la energía suficiente para dedicarle un rato a preparar la comida o la cena y que, por ello, al final terminamos haciéndonos cualquier cosa. Por ello este 2018 vamos a proponernos decir adiós a los preparados que van cargados de conservantes, para comer un poco más sano y, por qué no, volver a disfrutar de la cocina.

CREA UN PLATO PROPIO

¿Eres de los que innovan en la cocina o de los que prefieren seguir las normas al pie de la letra? En cualquier caso, este año te proponemos que retes a tu creatividad (y a tu paladar) creando tu propia receta. Puedes crearla de cero o reinventar alguno de tus platos preferidos. ¡El objetivo es que disfrutes de la cocina y que no pongas freno a la imaginación!

DESCUBRE TODOS LOS SECRETOS DE UNA COCINA REGIONAL

Hay muchas formas de viajar y, gracias a la comida, podemos hacerlo sin salir de nuestra ciudad (aunque te recomendamos que hagas una inversión completa para descubrir el auténtico sabor).

Te proponemos que elijas una cocina regional que te llame la atención y que descubras todos sus secretos: los platos tradicionales, su cultura popular, la historia que hay detrás de todos ellos, los personajes ilustres que nacieron allí y por qué no, leer algún libro o ver una película hecha allí.

COME (Y COCINA) EN FAMILIA

Quizá te resulte un poco raro leer este propósito, pero a veces se nos olvida disfrutar de los que más cerca tenemos. Así que te proponemos un plan: coge un día a la semana que no tengas prisa, reúne a toda la familia y cocinad algo entre todos. Dejad los móviles y tablets lejos de la mesa, este momento es solo para que disfrutéis en torno a la cocina y descubráis nuevas recetas juntos.

RESÉRVATE UN DÍA AL MES SOLO PARA TI 

Si, has leído bien. En 2018 te proponemos que eches un poco el freno y que te dediques unos minutos para estar contigo mismo. ¿Cómo? Muy fácil: elige una mañana cada mes y ve a desayunar solo. Aprovecha ese momento para pedir un desayuno completo: con zumo, café, tostadas… ¡pide tus cosas favoritas! E intenta no pensar en nada que tenga que ver con el trabajo ni con ningún problema. Desconecta el móvil, coge un buen libro y a disfrutar.

¿Qué te han parecido nuestros retos? ¡Cuéntanos a través de Facebook con cuál de ellos te animas y por supuesto, los resultados!

Así surgieron algunos de los platos más castizos de Madrid

¿Alguna vez te has preguntado por qué es típico en Madrid comer rosquillas tontas o listas, en San Isidro? ¿Has pensado alguna vez por qué el bocadillo de calamares es un fijo de la gastronomía madrileña cuando no tiene puerto? Hoy nos adentramos en las curiosidades de la historia culinaria madrileña, ¡toma nota!

Continuar leyendo “Así surgieron algunos de los platos más castizos de Madrid”