7 razones para recuperar la merienda

Hay que hacer cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Es la recomendación que hacen los nutricionistas para llevar una alimentación equilibrada y contar con la energía adecuada durante todo del día.

Pero a la hora de la verdad, no tantas personas siguen este consejo y una de las comidas a menudo se omite: la merienda. Mientras la gran mayoría de los niños españoles merienda a diario, según vamos creciendo, vamos abandonando esta sana costumbre y menos de la mitad de los adultos merienda y, cuando lo hacen, muchos lo improvisan porque no han comido bien a mediodía.

Bocadillo de tortilla
Bocadillo de tortilla española | Foto @byboketto

Así, nos encontramos normalmente con un largo periodo de ayuno entre la comida y la cena, especialmente extenso en el caso de España, donde cenamos más tarde y, por tanto, la merienda es aún mucho más importante que en otros países.

¿Y qué pasa por la noche? Lo habitual es llegar a esa hora con un exceso de hambre y que las cenas sean demasiado copiosas. Si introducimos la merienda en nuestra dieta, favoreceremos las cenas ligeras, disfrutaremos de una mejor digestión y, como consecuencia, un mejor descanso.

Los expertos aconsejan que la merienda signifique alrededor del 15% de la energía que consumimos a diario y que no pasen más de 4 horas (mucho menos 6 u 8) entre cada ingesta de alimentos.

Ventajas de la merienda

Resumiendo, los principales beneficios de merendar son:

  1. La merienda forma parte de las cinco comidas diarias recomendadas para llevar una alimentación sana y equilibrada.
  2. Recarga la energía que nuestro cuerpo y mente necesitan entre la comida y la cena, evitando ayunos perjudiciales.
  3. Favorece cenas más ligeras y un mejor descanso por la noche.
  4. Proporciona un tiempo de desconexión y descanso en mitad de la tarde, beneficioso para el rendimiento físico y mental del resto del día.
  5. Mantiene el metabolismo activo durante toda la jornada, lo que ayuda a controlar el peso y luchar contra la obesidad.
  6. Merendar de forma planificada evita caer en la tentación de picotear alimentos poco saludables entre horas.
  7. Disminuye la ansiedad por comer, bastante habitual, y mejora el estado de ánimo.

El bocadillo, la típica merienda española

Dentro de las meriendas típicas españolas, destaca por su popularidad el bocadillo, una solución versátil y divertida. Sencillo o sofisticado, clásico o innovador, se adapta a prácticamente todo… mientras quepa entre dos panes.

Bocadillo de lomo con queso
Bocadillo de lomo con queso | Foto @puesmuyricotodo

A pesar de que en los últimos años estaba perdiendo empuje frente a los sándwiches con pan de molde – que, por cierto, tiene más grasa que el pan normal –, ahora está recuperando el prestigio perdido y ha vuelto con fuerza con variedades para todos los gustos.

En Zielo apostamos por las recetas tradicionales, como el bocata de calamares madrileño, el españolísimo bocadillo de jamón, el de lomo con queso, el pepito de ternera, el de tortilla, el vegetal… todo vale.

Los bocadillos son saludables y las posibilidades, infinitas.

Ven a probar nuestros bocadillos recién hechos a Zielo de Madrid en el km. 35,200 de la Autovía del Levante, en Perales de Tajuña (Madrid). ¡Te esperamos para merendar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *