5 curiosidades sobre las setas que no sabías

En octubre arranca la temporada de setas y con él una gran cantidad de recetas deliciosas con este ingrediente que nos encanta. Para ir abriendo boca, os contamos unas cuantas curiosidades que quizá no sabías:

Solo un 0,001% de las setas son comestibles

Existen más de 600.000 especies de setas, pero los micólogos (los científicos que estudian las setas), solo han detectado 600 comestibles. ¿Sabías que mostrar toxicidad es su forma de protegerse de los animales? Sin duda es un dato sorprendente dada la popularidad de estos hongos, por lo que es fundamental consumir solo aquellas que hayan sido recogidas por expertos.

La cesta es más que un elemento icónico

¿Alguna vez te has preguntado por qué se recogen las setas en cestas de mimbre? Este hecho tiene una explicación lógica: cuando se colocan las setas en la cesta lo que éstas hacne es desprender esporas que, con el movimiento, hacen que se caigan al suelo a través de los huecos del mimbre y que germinen en el bosque.

La meteorología: un factor determinante para las setas

Aunque el otoño suele ser el pistoletazo de salida para la temporada de setas, es cierto que muchos años se suele retrasar o adelantar en función de las lluvias y las temperaturas. Las setas necesitan suelos húmedos (por lo que es preciso que llueva abundantemente durante varios días) y temperaturas frescas, sin cambios bruscos, para poder crecer favorablemente.

Para conservarlas hay que mimarlas

La mejor forma de conservar las setas es taparlas con un trapo o un papel húmedo durante cuatro o cinco días si se van a consumir en breve. Si no, la mejor opción es confitarlas en aceite de oliva o incluso congelarlas envasadas al vacío para evitar cristalizaciones.

Las setas también se pueden cultivar en casa

Las setas de ostra, las de cardo, las setas shitake, los níscalos, boletus o los champiñones son perfectas para cultivar en casa. Si bien es cierto que para ello necesitas ciertas condiciones de humedad y oscuridad (o un huerto, como en el caso de los níscalos o los boletus), se pueden cultivar tanto dentro como fuera de casa y prácticamente en cualquier época del año.

¿Qué os han parecido estas curiosidades? ¿Añadiríais algunas? Parece que este año la temporada se retrasará dada la sequía y las altas temperaturas que sufrimos. Aun así, se espera que la producción sea similar a la del año pasado (de unos 60 kilos por hectárea). Nosotros, por nuestra parte, estamos deseando degustarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *